|  |  |  | 

Articulos Medicina Opinión

La viruela del mono

La viruela del mono o viruela símica es una enfermedad zoonótica producida por un virus endémico (Monkeypox del género Orthopoxvirus) de la zona central y occidental de África; pero, en los últimos tiempos esta enfermedad se ha presentado en diferentes países de Europa y América. Hasta la tercera semana de junio de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reportado 2,027 casos confirmados en 36 países no endémicos; así, en Estados Unidos se han reportado 83 casos, tres casos en Argentina, uno en Venezuela, cinco en México, tres en Brasil y Chile un caso ya confirmado; aún no se han reportado muertes asociadas a esta patología, sin embargo, en ocho países del África se ha contabilizado 66 fallecidos durante el presente año.

Esta enfermedad se trasmite de los animales a las personas (zoonótica) y también de personas a personas, fue identificada por primera vez en el año 1958 en un centro de investigación donde se trabajaba con monos, evidenciando dos brotes de la enfermedad “similar a la viruela”, de allí nace su nombre.

Los primeros casos aparecieron en mayo del 2022, en personas que habían viajado a África, y en los días siguientes empezó a propagarse rápidamente creando la alerta de las autoridades internacionales de salud. Actualmente se están estudiando sus formas de contagio y los peligros que corren las personas que entran en contacto directo con estos pacientes.

La directora técnica de la OMS, Dra. Lewis informa que la principal forma de propagación del virus es el “contacto personal estrecho”, es decir, el contacto piel a piel. Otros modos de transmisión es el contacto con las erupciones de la piel, con las secreciones oculares, de la boca y con el área genital; así mismo se transmite mediante contacto con la ropa, sábanas del enfermo u objetos que haya tocado; por lo cual es necesario el lavado frecuente de las manos o el uso de gel hidroalcohólico. El contagio por el aire aún no está demostrado, pero la OMS recomienda que el personal sanitario use mascarillas N95 o respiradores durante las atenciones a los pacientes con la viruela del mono.

La sintomatología que presentan los pacientes duran de 2 a 4 semanas, empiezan con fiebre con escalofríos, dolores corporales y fatiga; luego aparecen erupciones cutáneas concentradas en la cara los genitales, las palmas de las manos y las plantas de los pies, muy parecidas a la viruela tradicional (erupciones planas o ligeramente elevadas, se llenan de líquido amarillento, luego se forman costras y se caen). En general se afirma que la viruela del mono es menos contagiosa y provoca una enfermedad menos grave en comparación con la viruela tradicional la cual se considera erradicada en todo el mundo desde 1980.

Si bien, se conoce que la viruela del mono es una enfermedad poco grave, pueden presentarse complicaciones serias como: infecciones secundarias, bronconeumonía, sepsis, encefalitis e infección de la córnea con la consiguiente pérdida de la visión. Estas complicaciones se presentan con mayor frecuencia en los niños y personas inmunodeprimidas; y la tasa de letalidad general alcanza el rango del 3 al 6%.

Siendo una enfermedad viral no existe un tratamiento específico; sin embargo, las vacunas contra la viruela (Imvamune o Imvanex) han demostrado ser efectivas y la indicación, según la OMS está dirigida para el personal directamente expuesto. Por otro lado, recientemente la Agencia Europea de Medicamentos ha autorizado el uso de un antivírico denominado tecovirimat para el tratamiento de la viruela del mono. Para nuestra tranquilidad, la OMS ha asegurado que los brotes de la enfermedad pueden controlarse descartando la posibilidad de una pandemia.

El conocimiento de esta enfermedad y la educación de todas las personas sobre las medidas que se pueden adoptar para reducir la exposición al virus es nuestra principal estrategia para la prevención de la viruela del mono.

Dr. Franklin Saavedra Idrogo.

Comments

comments

Related Articles

  • La humanidad: un don de la convivencia

    La humanidad: un don de la convivencia

    El docente de la Facultad de Humanidades USAT, Víctor Hugo Palacios Cruz, hace un análisis de la humanidad como don de la convivencia tomando como referencia los versos de Ovidio.

  • Bodegones de Juan Gil: arte, muerte y memoria

    Bodegones de Juan Gil: arte, muerte y memoria

    Del 15 de julio al 20 de agosto, podrá verse en la sala de exposiciones del Palacio Municipal de la ciudad de Chiclayo la muestra fotográfica “Miradas en claroscuro” del docente USAT, Juan Gil Salvatierra.

  • Enseñar es estar juntos para aprender a estar solos

    Enseñar es estar juntos para aprender a estar solos

    La calidad de una sociedad es la calidad de sus maestros. En el país, aún no rompemos el círculo vicioso de un oficio mal entendido y remunerado que desanima a los talentos y lleva a una parte de la sociedad a persistir en su desdén de esta profesión.

Logo USAT blanco
CONTÁCTANOS
Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer Nº 855 Chiclayo - Perú

¿Tienes alguna consulta?
Contáctanos

Política de Privacidad
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
X