|  |  | 

Articulos Opinión

Un planeta de todos

Ing. Pablo Adolfo Molinero Durand
Responsabilidad Social Universitaria – USAT

La Tierra es el lugar donde vivimos, donde están nuestros amigos, nuestra familia, donde viven las personas que nos interesan y a quienes interesamos, pero que cada día se va degradando. Cuidarla es una responsabilidad de todos, pero también de las generaciones futuras, aquellos que aún no nacen pero que tienen derecho a vivir en un ambiente seguro y saludable.

Este lugar representa nuestro hábitat y nuestro entorno al mismo tiempo. Utilizamos la tierra como territorio, como espacio para vivir y desarrollarnos, en ella colocamos nuestras casas y también realizamos nuestras actividades productivas. Utilizamos la tierra como fuente de recursos para construir nuestras casas y para desarrollar los medios de producción que dan lugar a nuestro desempeño económico.

Como seres humanos somos sujetos creadores de cultura, una cultura basada en la fe, nuestro sistema de creencias, y ello nos sujeta a una conducta de reciprocidad para con nuestros semejantes en dos dimensiones: la humana, donde se encuentran las generaciones futuras, que nos reemplazarán y harán uso de la tierra, así como aquellos que nos rodean y a quienes por justicia debemos proveer condiciones de vida adecuadas, tanto como la de que aquellos que están por nacer tienen derecho a disfrutar.

En la otra dimensión están los seres vivos, plantas y animales, proveedores de nuestra subsistencia, los alimentos; pero al mismo tiempo objeto de estudio y disfrute. Estos forman parte de la biósfera, junto con el aire, el agua y el suelo regulan los procesos básicos para la existencia e condiciones adecuadas en el planeta y que mantenga su productividad, capacidad de acogida y regeneración ante los cambios.

Cada año se pierden hectáreas de terrenos productivos, desaparecen especies de animales, las condiciones climáticas se hacen extremas, se pierde disponibilidad de acceso al agua; entre otros aspectos son reflejo de la depredación de la humanidad sobre los recursos, de la falta de responsabilidad para con nuestros desechos.

Según el Informe de Planeta Vivo – 2016 del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) reporta que el Índice Planeta Vivo muestra un descenso del 58% entre 1970 y 2012, con grandes pérdidas en ambientes de agua dulce. Si persiste la tendencia actual, en 2020, las poblaciones de vertebrados habrán menguado, en promedio, 67% con respecto a 1970.

Asimismo, que la presión humana creciente amenaza los recursos naturales de los que depende la humanidad e incrementa el riesgo de la inseguridad alimentaria e hídrica y de la competencia por los recursos naturales. Estos sistemas interactúan, así que debemos conservarlos para sostener el bienestar humano. Los impactos globales y los riesgos que suponen para los seres humanos ya son evidentes en el cambio climático, la integridad de la biósfera, los flujos bioquímicos y el cambio en el sistema de la tierra.
Por ello, debemos asumir diferentes roles como ciudadano ambientalmente responsable. Las tomas de decisiones abarcan desde las más complejas realizadas a nivel gobierno, para regular los impactos ambientales; hasta el ciudadano común que deberá internalizar la problemática ambiental y empezar a regular sus hábitos de consumo.

Un prerrequisito para reducir las presiones humanas y sus causas es comprender el carácter de la toma de decisiones que produce la degradación ambiental, social y ecológica. Entender a la Tierra como un sistema puede ayudar a determinar las causas fundamentales del comportamiento humano que generan los patrones de consumo insostenible, los patrones de producción destructiva, las estructuras de gobernanza disfuncionales y la planeación económica focalizada en el corto plazo.

Ante la falta de concientización, la pregunta de cómo organizarnos para el cuidado y conservación de la tierra, ha sido algo repetitivo. En los últimos años parecería ser que hay que salvar al planeta, cuando la verdad es que, de momento, no existe ningún otro que podamos utilizar de igual forma. Otro aspecto de la degradación ambiental que sufrimos es que parece que no damos cuenta que la principal especie en extinción es la nuestra. Entonces cabe pasar a la acción y para ello reconocer que nuestros hábitos de consumo son la principal fuente de degradación. Ejercemos presión sobre los recursos y el entorno en la medida que exigimos nuevos bienes y formas de consumir.

En ese sentido, alineado a la exhortación apostólica de S. S. Francisco: Laudato Sí, debemos procurar un desarrollo armónico de la humanidad. Templanza, humildad, caridad, justicia, prudencia, fortaleza; son virtudes en que debemos apoyarnos para gestionar el tema ambiental en casa, en el trabajo, en la localidad, como país.

“Necesitamos fortalecer la conciencia de que somos una sola familia humana. No hay fronteras ni barreras políticas o sociales que nos permitan aislarnos, y por eso mismo tampoco hay espacio para la globalización de la indiferencia.” (52) Laudato Sí. El cuidado de casa común. SS. Francisco.

Comments

comments

Related Articles

  • 2021: Entre el populismo, el covid y la recuperación

    2021: Entre el populismo, el covid y la recuperación

    http://www.usat.edu.pe/web/wp-content/uploads/2021/01/persps-2021.jpg Por: Carlos León De la Cruz Docente de la  Escuela de Economía USAT Estar en medio del Brexit, acordando tratados de libre comercio con una gran cantidad de países y bloques comerciales y llevar ya un mes intenso de vacunaciones (2.4 millones de vacunados en primera dosis y 412 mil en segunda), no han

  • Descubre cómo promover el ahorro en los más pequeños del hogar

    Descubre cómo promover el ahorro en los más pequeños del hogar

    Ahorrar consiste en reservar una parte del dinero que destinamos a los gastos comunes. “Guardar pan para mayo”, como popularmente se le conoce, es un hábito que debe fomentarse desde temprana edad para que los niños puedan tener una relación saludable con el dinero y se conviertan en personas responsables con sus finanzas. Promover el

  • Las mutaciones del coronavirus y sus implicancias

    Las mutaciones del coronavirus y sus implicancias

    Por:   Dr. Franklin Saavedra Idrogo Cirujano Docente Clínica Quirúrgica Escuela de Medicina USAT Ha pasado un año desde que apareció el coronavirus propuesto a cambiarnos la vida y marcarnos para siempre. Para diciembre 2020 se cuentan más de 72 millones de personas infectadas en los 191 de los 195 países que hay en el mundo,

  • Inteligencia Emocional En Niños

    Inteligencia Emocional En Niños

    Por: Dr. Rony Prada Chapoñán Docente de la Escuela de Psicología USAT La inteligencia emocional es considerada como la capacidad para evaluar, comprender y regular nuestras emociones (Mayer y Salovey, 1997), y su desarrollo puede ser decisiva en el futuro de la persona. En el contexto académico, facilita el éxito con los estudios, además, permite

  • ¿Cómo preparar a los niños y los adolescentes para una Navidad diferente?

    ¿Cómo preparar a los niños y los adolescentes para una Navidad diferente?

    El 2020 ha sido un año fuera de lo común. La llegada del coronavirus a todo el mundo generó muchos cambios en nuestro estilo de vida, especialmente, en el ámbito educativo, laboral y  en las relaciones sociales y familiares que tenemos. El tiempo fue pasando poco a poco e, inevitablemente, nos encontramos a puertas de

Logo USAT blanco
CONTÁCTANOS

Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer Nº 855 Chiclayo - Perú

Fax: +51 (074) 606201
Telf: +51 (074) 606200
Email: informacion@usat.edu.pe
Email: mesadepartes@usat.edu.pe
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
X