Articulos Opinión

Trascendencia espiritual científica y ética en el día del enfermero peruano

El 30 de agosto es para las Enfermeras Peruanas una fecha trascendental, dado que el 10 de setiembre de 1958, el Papa Pio XII, atendiendo un pedido de las Enfermeras Peruanas, decreta a Santa Rosa de Lima como la Patrona de las Enfermeras del Perú, dado a que ella se dedicó a una vida de piedad y de virtud, dedicada a los menesterosos, posponiendo su bienestar al de otros, incluso, convirtiendo su casa en un pequeño hospital para atender a enfermos, curar heridas y, a veces, solo para reconfortar en la inminente muerte, brindando comprensión y amor en la entrega final; es esa pasión de amor practicada por nuestra Santa Patrona, la que nos debe mover a vivir nuestra santidad, abrazando nuestra vocación con todo el corazón, que a diario nos reta a todos, a entregarnos con más pasión al amado Jesucristo, viendo en cada enfermo al Cristo doliente, y a imagen de nuestra Patrona Santa Rosa de Lima, encontrar en el cuidado, el medio para agradar a Dios, y servir a nuestros hermanos dolientes y de aquellos que confían el cuidado de su salud, a nuestra profesión; brindando amor a los más desvalidos, a los que necesitan de nuestra compasión y consuelo, sirviéndolos como si fueran el mismísimo Jesucristo, respondiendo así a su llamado de colaboración, para que todos tengan una vida santa, plena de salud física y espiritual, de esta forma descubrir en el cuidado el poder sanador de la ternura, la caricia suave y la mirada comprensiva, que anhela todo ser sufriente, legado heredado de nuestra santa patrona Rosa de Lima, que engrandece nuestra profesión de Enfermeras (os) .
Enfermería de ayer y de hoy sustenta sus bases en los mismos principios humanísticos y cristianos, que Santa Rosa de Lima ponía en todos los actos de su vida, ellos constituyen los ejes centrales por excelencia, del ejercicio de la profesión. Su práctica fue de enfermera por excelencia, con caridad sin límites, voluntad sublime, de amar, de aconsejar para prevenir las enfermedades, practicaba la enfermería comunitaria y la atención primaria de salud; precursora y visionaria de nuestro futuro e importante quehacer profesional, que hoy se ejerce regulada legal y éticamente.
La profesión de enfermería se rige por la Ley del Enfermera(o) Peruana (o) N° 27669, que establece que la Enfermera es una profesional a quien se le reconoce como áreas de su competencia y responsabilidad, la defensa de la vida, la promoción y cuidado integral de la salud, su participación conjunta en el equipo multidisciplinario de salud, en la solución de la problemática sanitaria del hombre, la familia y la sociedad, así como en el desarrollo socio- económico del país.
El histórico de la profesión en el mundo, ha tenido muchas etapas, siendo la más importante la etapa de la Enfermería Moderna, iniciada por Florence Nightingale (1840 – Inglaterra), con una identidad profesional en términos de corporalidad, rituales, simbología, disciplinar y relaciones de poder1 siendo que, a pesar de algunos detractores, la enfermería, inicia su preparación académica, de formación científica en las escuelas de enfermería, vinculadas a los hospitales, para luego evolucionar a la incorporación de la enfermería nivel universitario, única modalidad de formación en el Perú, que evidencia la racionalidad científica, tecnológica, humanística y ética, comprometida con la persona, como ser único, con respuestas expresadas en necesidades, cuya solución le corresponde al cuidado enfermero, brindado por la Enfermera(o), orientado a encontrar niveles de salud y vida concordantes a su dignidad de persona, y que se brindan sin distinción alguna.
Es propia la ocasión para resaltar los niveles académicos alcanzados por la enfermera peruana, lo cual la sitúa para desarrollarse en las áreas: Asistencial, Administrativa, Docente y de Investigación. (Art. 3. Ley N°27669), ubicándola en un lugar estratégico, para la formación de nuevas enfermeras (pre, post grado: Especialidades, Maestría y Doctorado), la asistencia especializada en el área asistencial, bajo la perspectiva del cuidado humano, la dirección y organización de instituciones de salud o sus unidades de producción (servicios), con la más alta eficiencia y efectividad en su gestión, y la constante búsqueda de nuevos conocimientos a través de la investigación, que le permiten, alejarse de la rutina y poner en práctica su capacidad creadora e innovadora, considerando las circunstancias del contexto, para seguir constituyéndonos en la fuerza laboral, científica ética y principalmente humana en el ámbito de la salud.

En este Día de la Enfermera Peruana , es propia la ocasión para reflexionar sobre lo avanzado, afianzar el presente en la ciencia, la tecnología y la ética, y visionar que solo la práctica de un cuidado humano, que no admite la sustitución de la afectividad por la tecnología; que pequeños detalles como una sonrisa, trato amable, empatía, el toque terapéutico, la disposición de ayuda, mas allá de lo que es meramente posible, harán que nuestra profesión trascienda, sembrando fe y esperanza, y como lo dice nuestro himno: Enfermera no desaires el reto en la lucha que a sus hijos demanda el Perú…, adelante!, convencidas de que hoy SER ENFERMERA ES UN HONOR.

por: Carmen Bazán Sánchez

Notas Relacionadas

  • El fútbol: el éxito, la derrota y la sociedad

    El fútbol: el éxito, la derrota y la sociedad

    Víctor H. Palacios Cruz Escritor, filósofo y profesor de la USAT Fue durante un primer partido de la selección peruana en un mundial de fútbol que aprendí tres cosas valiosas e irrenunciables en el curso de noventa minutos cambiantes y felices: la pertenencia al país, el lazo familiar y el sentido de la belleza. Tenía

  • San Pedro y San Pablo

    San Pedro y San Pablo

    Por: P. Marcos Ballena Rentería Facultad de Humanidades   La Iglesia conmemora todos los años, en su calendario litúrgico, la solemnidad de san Pedro y San Pablo, una festividad que tiene sus orígenes en la primitiva comunidad cristiana. En efecto, los primeros cristianos conscientes de la capitalidad de Pedro y de la apostolicidad de Pablo,

  • La boca del lobo permanece abierta

    La boca del lobo permanece abierta

    Treinta años de una película de Francisco Lombardi Víctor H. Palacios Cruz Escritor, filósofo y profesor de la USAT A mi primo Marco Vinces, Cuyo corazón se rompió De no caber en este mundo. Desde el balcón de una cafetería, mi esposa y yo apreciamos maravillados los pasacalles de danzas tradicionales que, por un motivo

  • (In)Visibilidad del maltrato en el adulto mayor

    (In)Visibilidad del maltrato en el adulto mayor

    Dra. Sofía Lavado Huarcaya Directora de Responsabilidad Social Universitaria-USAT Coordinadora Red ESAM-Perú En nuestro país estamos viviendo una vorágine de experiencias de maltrato y violencia en las mujeres, niños y adolescentes, que ha ocasionado masivas denuncias en los diversos medios de comunicación y preocupación de nuestros políticos lanzando propuestas de legislación cada vez más severas

  • Un modelo para fortalecer la vida en familia

    Un modelo para fortalecer la vida en familia

    Con frecuencia elegimos momentos especiales para hablar de personas o instituciones que han formado parte de una experiencia significativa en nuestras vidas. Se expresa alegría y agradecimiento y se reconoce lo importante que es para el bien de la sociedad. Detrás de todo lo experimentado existe una mirada generosa de quienes quieren vernos felices, personas

Logo USAT blanco
CONTÁCTANOS

Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer Nº 855 Chiclayo - Perú

Fax: +51 (074) 606201
Telf: +51 (074) 606200
Email: informacion@usat.edu.pe
X