|  |  |  |  | 

Articulos Cultura Filosofía y Teología Opinión

San Pedro y San Pablo

Por: P. Marcos Ballena Rentería
Facultad de Humanidades

 

La Iglesia conmemora todos los años, en su calendario litúrgico, la solemnidad de san Pedro y San Pablo, una festividad que tiene sus orígenes en la primitiva comunidad cristiana. En efecto, los primeros cristianos conscientes de la capitalidad de Pedro y de la apostolicidad de Pablo, honraron en una sola celebración a ambas lumbreras las cuales, mientras estuvieron en la tierra, con su sangre plantaron la Iglesia, es decir, bebieron el cáliz del Señor y lograron ser amigos de Dios.

Simón, hijo de Jonás y hermano de Andrés, fue el primero entre los discípulos que confesó a Cristo como Hijo de Dios vivo, y por ello fue llamado Pedro. Pablo, apóstol de los gentiles, predicó a Cristo crucificado a judíos y griegos. Los dos, con la fuerza de la fe y el amor a Jesucristo, anunciaron el Evangelio en la ciudad de Roma donde, en tiempo del emperador Nerón, ambos sufrieron el martirio: Pedro, como narra la tradición, crucificado cabeza abajo y sepultado en el Vaticano, cerca de la vía triunfal, y Pablo, degollado y enterrado en la fía Ostiense (Cfr. Martirologio Romano, p. 361)

Celebrar la festividad de San Pedro y San Pablo constituye para el fiel creyente un motivo para dar gracias a Dios por habernos regalado a estos dos santos apóstoles, quienes fueron testigos coherentes del Evangelio hasta dar su vida por amor a Cristo. Asimismo, es importante recordar a estos hombres de Dios, porque recordándoles reconocemos que la providencia divina es sabia, y ha querido establecer en la Iglesia como notas características, el ministerio Petrino, y el afán evangelizador, es decir, la misión de hacer llegar la salvación a todo hombre y a todos los hombres.

Esta Solemnidad ha encontrado una poderosa resonancia en la piedad popular, fuerza y tesoro de la Iglesia peruana y Lambayecana. La devoción del pueblo a Pedro y Pablo, columnas de la Iglesia, está muy arraigada en nuestra localidad. Y esto se debe a la religiosidad del creyente, pero también a la evangelización de los primeros misioneros que al igual que estos Apóstoles dejaron su vida por dar a conocer el Evangelio de Cristo.

Comments

comments

Related Articles

  • Importancia de la ética en el ejercicio de la función pública

    Importancia de la ética en el ejercicio de la función pública

    Por: Armando Mera Rodas Docente de la Facultad de Humanidades USAT Con mucha frecuencia vemos que el ejercicio de la función pública se ejerce azarosamente y no tanto, guiados por los aportes de las ciencias como: la  ciencia política, la ciencia ética,  la ciencia administrativa, la economía, entre otras. En la presente  reflexión vamos a

  • ¿Qué tenemos que hacer en este domingo electoral?

    ¿Qué tenemos que hacer en este domingo electoral?

    Por: Víctor Hugo Palacios Cruz Docente de la Facultad de Humanidades USAT En estos días previos a las elecciones presidenciales más angustiosas de nuestra historia republicana, cada publicación de una encuesta, falsa o verdadera, provoca en el restante noventa por ciento de peruanos no felices por sus resultados un soponcio o un patatús. Y aun

  • Día Mundial de la Salud

    Día Mundial de la Salud

    Por: Dra. Patricia Campos Olazábal Rectora USAT Todos los años celebramos el Día Mundial de la Salud, el 7 de abril en homenaje a la fundación de la OMS (Organización Mundial de la Salud) en 1948 . Este año y en medio de la pandemia que aún azota a nuestro planeta, el lema propuesto por

Logo USAT blanco
CONTÁCTANOS

Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer Nº 855 Chiclayo - Perú

Fax: +51 (074) 606201
Telf: +51 (074) 606200
Email: informacion@usat.edu.pe
Email: mesadepartes@usat.edu.pe
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
X