Articulos Opinión

Reactivar o transformar: el desafío económico peruano post corona virus

Por: Carlos León D.
Docente de la Escuela de Economía

 

Una cuarentena de más de dos meses, deja a la economía peruana en estado crítico, la pandemia no sólo afecta la salud de millones de peruanos, sino que socava a niveles históricos, las bases económicas de una gran cantidad de hogares.

Las estimaciones de Macroconsult (2020) para el escenario actual (con todo y la gran incertidumbre que existe) señalan un incremento de la pobreza de 8 a 10% de hogares. Indicadores estimados por Seminario, Palomino y Pastor (2020) nos ponen en una debacle acumulada de 40% de caída en la producción. Loayza (2020) comenta que cuarentenas desorganizadas, señalando sobre todo a países de menor desarrollo como Perú, pueden agravar la recesión de la economía, ser “efectivo e inteligente” en el control de la pandemia implicaría un 5% de menores pérdidas esperadas en el PBI, esto como puede verse, no es un tema menor. Finalmente, el INEI anunció que en marzo ya caímos más de 16%.

El panorama económico no requiere mayor discusión, lo viven familias en el Perú que a diario pierden sus ingresos o ahorros. Se reclama y se plantea, el reinicio de actividades, pero al contar con escasa, dispersa o confusa información, respecto a los detalles de la salud pública; las estrategias de salida de la pandemia parecen más un ejercicio de media training que un plan diseñado para levantar la economía.

Los analistas diversos, desde distintos enfoques, plantean escenarios de salida de la pandemia, sin embargo, esto todavía es como navegar en medio de una feroz tormenta en la noche más oscura.

Por tanto, visto a la fecha, programas como Reactiva Perú, los bonos familiares o los usos del ahorro del trabajador e inclusive las pequeñas aperturas sectoriales, donde el delivery a la carta es la estrella del show; son desde mi punto de vista, políticas de mitigación del daño, que seguirán en la medida que dure el virus, inclusive ampliándose y así debe ser.

Sin embargo, no estamos aún, en un real proceso de políticas de reactivación, primero porque el virus sigue presente y segundo, porque las medidas tienen alcances limitados que son señaladas a diario, por ejemplo bonos insuficientes, créditos garantizados de corto alcance y además concentrados en un sector de la economía, que si bien abarcan parte del empleo formal, dejan de lado a millones de hogares de independientes e informales, que a la usanza de décadas pasadas o de sus padres o abuelos, tendrán que empezar de nuevo.

Entonces, reactivar la economía requiere primero, pensar en algunos cambios sustanciales en el ordenamiento económico que ya están presentes, algunas conclusiones de CEPAL (2020) sobre esto señalan; un reacomodo en las redes mundiales de producción, las estrategias de deslocalizar industrias que fueron efectivas en el pasado, tenderán a una nueva era de diversificación, donde la cercanía a los mercados será clave.

Inclusive, a nivel de hogar, la cercanía al punto de venta, productos más pequeños en empaques (menos peso de carga ante la menor frecuencia de compra) o medios de pago digitales, son ya una realidad y necesidad diaria.

Otro aspecto que vivimos ahora, es el uso intenso de las actividades remotas como teletrabajo, educación virtual entre otras, que seguirán persistiendo y creciendo, en un escenario de nuevas prácticas sociales y empresariales.

El comercio mundial no será ajeno a los cambios, una vez que las economías desarrolladas cojan impulso, vendrá el reordenamiento de las redes de comercio, fortalecer acuerdos entre pocos países es la tendencia, el mundo libre del comercio parece estar llegando a un crítico reajuste.

Si queremos realmente reactivar la economía y salir de la crisis, también hay que mirar en nuestra historia, nos tomó alrededor de cinco años salir de las consecuencias de la depresión de los 80 y la hiperinflación de los 90; ya que, para 1994 el Perú recuperó el PBI de 1979, para luego rápidamente crecer y transformar la economía peruana, con un PBI hoy 4 veces más grande, en términos reales, que a fines de los 90.

Sin embargo, el modelo peruano vigente desde los 90, no da para más, el virus nos demostró que la casa (y muchas de sus instituciones) se caía por dentro, levantar esa casa es en realidad el plan de reactivación y por que no, ambiciosamente un plan de transformación de la economía peruana.

Dado el problema, primero hay que quitarse ciertas ataduras, la primera de ellas es el temor a la deuda pública y al déficit fiscal, este es ineludible y es mejor pensar en emitir bonos a muy largo plazo, muy por encima de lo que se ha emitido hasta ahora.

Dichos bonos deben crear fondos de garantía para financiar reconversiones de empresas al mundo digital (sobre todo de medianas para abajo), esto será una obligación si  queremos atraer redes globales de producción.

Asimismo, se requiere mucha deuda para reconvertir escuelas en espacios más flexibles de enseñanza, infraestructura a reacomodar (y reconstruir) para grupos pequeños de alumnos y además atender la demanda de muchas escuelas privadas de escaso valor, que hoy lentamente van muriendo, cuyos alumnos pasarán al sistema público escolar y no solo por esta crisis sino en adelante. Además, ya notamos que nuestras redes de comunicación y tecnología digital para la educación, son simplemente frágiles o inexistentes, esa inversión será cuantiosa e incluye a la educación superior pública.

Un país que tiene tres veces más población que Perú, como Alemania tiene 30 mil camas de hospitalización para cuidados intensivos, la comparación con nuestras casi 1,000 (según el gobierno) es de por sí aplastante, pero marca la ruta a seguir. Nuestro sistema de salud enfrenta su hora de transformación, tener hospitales en redes de atención distinta, gestores distintos, presupuestos atomizados y pequeñas economías de escala, ya nos mostraron su escasa eficacia para los desafíos en la salud pública, que seguirán en el futuro, sobre todo con nuestra población ya envejeciendo.

Esos aspectos de por sí, ya configuran una gran transformación de nuestra mirada social y del futuro. Sin embargo, como dicen los economistas, no hay lonche gratis. Esas deudas que avizoramos ahora, tendrán que pagarse en el futuro. Nuestra presión tributaria es poco sostenible para esta transformación. Los hogares ya se dieron cuenta que, ante las grandes debacles, el estado sale al rescate, esto sólo es sostenible si estas mismas familias pagan sus impuestos, necesitamos por lo menos recaudar 6% más del PBI para siquiera llegar al promedio colombiano, ni que decir de la OECD.

En esto requerimos un Congreso (y un Ejecutivo) a la altura del desafío de una reforma tributaria que incentive la inversión a largo plazo, elimine una enorme diversidad de beneficios tributarios opacos o clientelistas, que se dé un nuevo pacto social tributario entre el ejecutivo y los gobiernos regionales (con muchas regiones exoneradas de impuestos), cuyo rol en esta crisis, aunque suene incómodo, está muy por debajo de lo esperado, repensar la descentralización es otra reforma política de alto perfil.

Requerimos que las familias entiendan ahora, lo importante que es tener una cuenta bancaria, asociada a su teléfono o aprender a pagar con medios digitales, un rol compartido entre el estado y los bancos. Así como el estado corrió a sostener las carteras crediticias que nos endeudarán en el futuro, es también la hora bajo esta alianza, de bancarizar a todos los hogares del país, salto tecnológico que obligará a las personas a pagar desde su teléfono (y a las empresas a vender con cuentas bancarizadas y con impuestos) en cualquier mercado popular sin necesidad de contacto. Tal como puede hacerse en Corea del Sur o China en cualquier comercio incluso en remotos pueblos o venta de calle.

El desafío es enorme y nos quedamos cortos, pero para que la siguiente generación diga, que, en el año 2020, volvimos a reformar la economía peruana, y el PBI volvió a cuadriplicarse, necesitamos que ese sueño merezca la pena ser intentado.

Comments

comments

Notas Relacionadas

  • El peligro de la Infodemia

    El peligro de la Infodemia

    El estado de emergencia ha sido una de las decisiones más difíciles que han debido tomar los distintos países a nivel mundial, el virus COVID-19 se ha propagado rápidamente por todos los rincones del globo sorprendiendo a propios y extraños, pero existe algo ha viajado mucho más rápido que esta enfermedad, que viene causando zozobra

  • ¿Cómo evitar el contagio de COVID-19 en el transporte público?

    ¿Cómo evitar el contagio de COVID-19 en el transporte público?

    Cuando culmine la cuarentena volveremos a una realidad muy distinta a la que conocíamos. Muchas actividades de nuestra vida diaria cambiarán completamente con la finalidad de estar protegidos ante el coronavirus y evitar más casos de contagio.   Una de estas grandes metamorfosis está relacionada con la manera de utilizar el transporte público pues tendremos

  • El sector de la construcción después del COVID-19

    El sector de la construcción después del COVID-19

    Por: Aníbal Díaz Orrego Docente de la Escuela de Ingeniería Civil   Difícil es hablar de un futuro en la construcción o hacer planes en general, la pandemia ha demostrado que ningún país ha estado preparado para este mal global. El confinamiento y las medidas sanitarias han hecho que veamos las cosas desde otro punto

  • El rol de las universidades y su contribución a la I+D ante la    COVID-19

    El rol de las universidades y su contribución a la I+D ante la COVID-19

    Por: Dra. Margarita Wong Fajardo Vicerrectora de Investigación USAT   Desde el 15 de marzo del 2020, fecha en que el presidente Vizcarra, mediante Decreto Supremo N° 008-2020-SA, declarara el estado de emergencia por la expansión de la COVID-19[1], las universidades peruanas cerraron sus puertas, hecho que marcará un precedente en la historia del mundo

Logo USAT blanco
CONTÁCTANOS

Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer Nº 855 Chiclayo - Perú

Fax: +51 (074) 606201
Telf: +51 (074) 606200
Email: informacion@usat.edu.pe
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
X