Articulos Opinión

Chiclayo: la gran plaza del norte

Por Aldo Facho Dede, arquitecto – urbanista, docente de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo

Cuando me preguntan por qué hace más de seis años viajo a dictar clases a Chiclayo, respondo que es porque considero que el futuro de nuestro país está en ciudades como esta, nodos comerciales y de servicios, que articulan la producción de diferentes pueblos y ciudades con los grandes centros de distribución a escala nacional e internacional.

Chiclayo tiene esa particularidad, por eso me refiero siempre a ella como una “gran plaza”, en el sentido de ser un espacio donde se desarrollan con intensidad intercambios de toda índole, sumando como fortaleza el hecho de ser la puerta de entrada y salida a la sierra y selva norte del país.  En lugares como los mercados Modelo y Mochoqueque, desbordados de puestos y carretillas, así como en las veredas de la Avenida Balta y a la salida del Real Plaza, por poner un ejemplo, vemos ese gran valor aún en bruto que debe ser el principal motor de desarrollo de la ciudad.

Chiclayo también es agua, la riqueza agrícola de la provincia se debe a la ingeniería de los antiguos que supieron canalizar en forma de drenes a los ríos principales que surcan su territorio, transformando el desierto en valle, y que además sirvieron como desfogue para las lluvias producto del Fenómeno del Niño.

Plaza y agua, dos grandes valores que debieran caracterizar la conformación urbana de la ciudad, y que hoy, mal resueltos, son el origen de los mayores problemas que aquejan sistemáticamente a sus ciudadanos.

Hace semanas que venimos padeciendo una vez más la falta de planificación y diseño urbano que ha llevado al colapso calles y barrios ante las intensas lluvias, y seguro que en un año o dos volveremos a lamentar similares pérdidas.  Como siempre, ante la crisis aparecen oportunistas que intentar resolver las urgencias con parches más que con verdaderas soluciones, y como también sucede, pasada la noticia las obras se ralentizan y quedan finalmente sin terminar.  Me he cansado de ver, en los años que vengo viajando a Chiclayo, obras inconclusas, calles rotas, basura en las acequias y las calles, árboles talados, entre otros sinsentidos.  En general, me he cansado de ver como la ciudad se deteriora día a día por falta de planificación e interés, siendo igualmente responsables autoridades y ciudadanos.

Si no queremos repetir la crisis generada por el reciente Niño deberíamos trabajar con urgencia en la implementación de un Plan Estratégico de obras, enmarcado en un Plan de Desarrollo Urbano que capitalice esa condición de Plaza y Agua para fortalecer su valor comercial y ambiental.  Deberíamos poder transformar la mencionada crisis en energía positiva de cambio, empezando por resolver el diseño pluvial de las calles, y aprovechando el gran valor de los canales como ejes articuladores de vida y bienestar.

Se vienen importantes fechas, El Bicentenario de nuestra Independencia y los trescientos años de fundación de la ciudad.  ¿Estaremos a la altura de la responsabilidad que la historia nos demanda? Depende de nosotros, como sociedad, transformar nuestra querida Chiclayo en la hermosa ciudad que alguna vez fue, o ser responsables, una vez más, de pérdidas humanas y materiales producto de nuestra desidia e inacción.   Ustedes deciden.

Notas Relacionadas

  • La boca del lobo permanece abierta

    La boca del lobo permanece abierta

    Treinta años de una película de Francisco Lombardi Víctor H. Palacios Cruz Escritor, filósofo y profesor de la USAT A mi primo Marco Vinces, Cuyo corazón se rompió De no caber en este mundo. Desde el balcón de una cafetería, mi esposa y yo apreciamos maravillados los pasacalles de danzas tradicionales que, por un motivo

  • (In)Visibilidad del maltrato en el adulto mayor

    (In)Visibilidad del maltrato en el adulto mayor

    Dra. Sofía Lavado Huarcaya Directora de Responsabilidad Social Universitaria-USAT Coordinadora Red ESAM-Perú En nuestro país estamos viviendo una vorágine de experiencias de maltrato y violencia en las mujeres, niños y adolescentes, que ha ocasionado masivas denuncias en los diversos medios de comunicación y preocupación de nuestros políticos lanzando propuestas de legislación cada vez más severas

  • Un modelo para fortalecer la vida en familia

    Un modelo para fortalecer la vida en familia

    Con frecuencia elegimos momentos especiales para hablar de personas o instituciones que han formado parte de una experiencia significativa en nuestras vidas. Se expresa alegría y agradecimiento y se reconoce lo importante que es para el bien de la sociedad. Detrás de todo lo experimentado existe una mirada generosa de quienes quieren vernos felices, personas

  • La Tolerancia como sustento de la Defensoría Universitaria

    La Tolerancia como sustento de la Defensoría Universitaria

    El 29.11.2017 se promulgó la ley 30687 Ley de Promoción de los Derechos de las Personas de Talla Baja. Los que afirmamos igualdad de derechos ante la ley vemos en esta norma una discriminación a los derechos de la Persona Humana en el Perú, Persona Humana que es una sola y comprende a todos los

  • Nuestro Primer Gran Amor

    Nuestro Primer Gran Amor

    Lic. Alicia Lizet Niño Effio Docente del Departamento de Filosofía y Teología USAT No existe persona en el mundo que sea incapaz de reconocer un especialísimo valor a la figura materna y en particular, a su propia madre. Todos le estamos agradecidos a pesar de las carencias; le reconocemos el sacrificio a pesar de no

Logo USAT blanco
CONTÁCTANOS

Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer Nº 855 Chiclayo - Perú

Fax: +51 (074) 606201
Telf: +51 (074) 606200
Email: informacion@usat.edu.pe
X