Articulos Opinión

Chiclayo: la gran plaza del norte

Por Aldo Facho Dede, arquitecto – urbanista, docente de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo

Cuando me preguntan por qué hace más de seis años viajo a dictar clases a Chiclayo, respondo que es porque considero que el futuro de nuestro país está en ciudades como esta, nodos comerciales y de servicios, que articulan la producción de diferentes pueblos y ciudades con los grandes centros de distribución a escala nacional e internacional.

Chiclayo tiene esa particularidad, por eso me refiero siempre a ella como una “gran plaza”, en el sentido de ser un espacio donde se desarrollan con intensidad intercambios de toda índole, sumando como fortaleza el hecho de ser la puerta de entrada y salida a la sierra y selva norte del país.  En lugares como los mercados Modelo y Mochoqueque, desbordados de puestos y carretillas, así como en las veredas de la Avenida Balta y a la salida del Real Plaza, por poner un ejemplo, vemos ese gran valor aún en bruto que debe ser el principal motor de desarrollo de la ciudad.

Chiclayo también es agua, la riqueza agrícola de la provincia se debe a la ingeniería de los antiguos que supieron canalizar en forma de drenes a los ríos principales que surcan su territorio, transformando el desierto en valle, y que además sirvieron como desfogue para las lluvias producto del Fenómeno del Niño.

Plaza y agua, dos grandes valores que debieran caracterizar la conformación urbana de la ciudad, y que hoy, mal resueltos, son el origen de los mayores problemas que aquejan sistemáticamente a sus ciudadanos.

Hace semanas que venimos padeciendo una vez más la falta de planificación y diseño urbano que ha llevado al colapso calles y barrios ante las intensas lluvias, y seguro que en un año o dos volveremos a lamentar similares pérdidas.  Como siempre, ante la crisis aparecen oportunistas que intentar resolver las urgencias con parches más que con verdaderas soluciones, y como también sucede, pasada la noticia las obras se ralentizan y quedan finalmente sin terminar.  Me he cansado de ver, en los años que vengo viajando a Chiclayo, obras inconclusas, calles rotas, basura en las acequias y las calles, árboles talados, entre otros sinsentidos.  En general, me he cansado de ver como la ciudad se deteriora día a día por falta de planificación e interés, siendo igualmente responsables autoridades y ciudadanos.

Si no queremos repetir la crisis generada por el reciente Niño deberíamos trabajar con urgencia en la implementación de un Plan Estratégico de obras, enmarcado en un Plan de Desarrollo Urbano que capitalice esa condición de Plaza y Agua para fortalecer su valor comercial y ambiental.  Deberíamos poder transformar la mencionada crisis en energía positiva de cambio, empezando por resolver el diseño pluvial de las calles, y aprovechando el gran valor de los canales como ejes articuladores de vida y bienestar.

Se vienen importantes fechas, El Bicentenario de nuestra Independencia y los trescientos años de fundación de la ciudad.  ¿Estaremos a la altura de la responsabilidad que la historia nos demanda? Depende de nosotros, como sociedad, transformar nuestra querida Chiclayo en la hermosa ciudad que alguna vez fue, o ser responsables, una vez más, de pérdidas humanas y materiales producto de nuestra desidia e inacción.   Ustedes deciden.

Notas Relacionadas

  • Potencialidades de la Región Lambayeque

    Potencialidades de la Región Lambayeque

    Rosse Esparza Huamanchumo Directora de Escuela Administración Hotelera y de Servicios Turísticos – USAT   Lambayeque es una región ubicada en la costa norte del Perú, cuenta en su territorio de 14,231.30 km2, posee gran potencial turístico, en un solo lugar encuentras arqueología, cultura, costumbres, diversos climas y ecosistemas que brindan al visitante una oferta

  • Virtudes de la mujer del siglo XXI

    Virtudes de la mujer del siglo XXI

    Por: Génesis Reupo Masquez Hace unos días, leía una publicación realizada por Datum Internacional acerca de las expectativas de la mujer peruana. Entre los resultados que mostraban su estudio, señalaban que sus prioridades eran: viajar, estudiar, tener un trabajo y capacitarse. Partiendo de este estudio, podemos decir que los intereses de las mujeres peruanas, hoy

  • Fomentar la confianza es responsabilidad de todos

    Fomentar la confianza es responsabilidad de todos

    Mgtr. Camilo Girón Docente de la Facultad de Ciencias Empresariales El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define confianza como esperanza firme que se tiene de alguien o algo. Covey y Merril (2007) afirman que: «La confianza depende de dos cosas: Carácter y competencia. El carácter comprende la integridad, las motivaciones, las intenciones con

  • El rechazo del extranjero en el Perú

    El rechazo del extranjero en el Perú

    Víctor H. Palacios Cruz Profesor de la Facultad de Humanidades Celebramos cada 28 de julio la independencia del Perú, pero olvidamos que fueron también brazos venezolanos los que, en Junín o Ayacucho, hicieron posible la vida libre de este país. Ensalzamos las maravillas de nuestra inmensa geografía, y las regateamos a quienes nos piden un

  • Gestión de desastres: preocupación pendiente

    Gestión de desastres: preocupación pendiente

    El reciente movimiento telúrico en Venezuela parece recordarnos una tarea pendiente en nuestro país: la gestión de desastres. A nivel mundial se registraron, solo en el 2017, 300 mil millones de dólares en pérdidas económicas a raíz de desastres naturales, duplicando la cifra del 2016. En Perú, durante el fenómeno del “Niño Costero” se perdieron

Logo USAT blanco
CONTÁCTANOS

Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer Nº 855 Chiclayo - Perú

Fax: +51 (074) 606201
Telf: +51 (074) 606200
Email: informacion@usat.edu.pe
X