|  |  | 

Articulos Opinión

Importancia de la responsabilidad ciudadana en tiempos de Covid-19

Por: Dr. Armando Mera Rodas
Docente de la Facultad de Humanidades USAT


Con frecuencia y por doquier se habla de responsabilidad pero estoy seguro que muy pocos acabamos por entenderla ni mucho menos practicarla. En el presente escrito voy a esclarecer las siguientes interrogantes: ¿qué es la responsabilidad? ¿Cuáles son sus exigencias? ¿Qué hace falta para que seamos ciudadanos responsables en tiempos de COVID?

La responsabilidad es una capacidad, una potencia propia de la persona humana,  que poco a poco ha de ir desarrollándose mediante el ejercicio cotidiano hasta convertirla en un hábito virtuoso durante toda la vida. Pero preguntémonos ¿qué ocurre con la responsabilidad si no la desarrollamos? Indudablemente nos convertiremos en incapaces. Y, ¿qué ocurre  si no asumimos nuestra responsabilidad y más bien andamos culpando a los demás de lo que pasa? Definitivamente nos convertiremos en personas o ciudadanos irresponsables.

¿Qué exigencias plantea la responsabilidad? A mi juicio dos criterios fundamentales: deliberar antes de ejercer la libertad y responder por las consecuencias de los actos libres. Como vemos, la responsabilidad tiene dos dimensiones inseparables, aunque con frecuencia  en la vida cotidiana olvidamos esto y, en el mejor de los casos intentamos ser  responsables a medias.

Expliquemos lo expresado mediante un ejemplo del accionar  de una   persona en tiempos de Covid -19. La primera, antes de salir a pasear por el mercado modelo se coloca su mascarilla e incluso su protector facial, lleva consigo su alcohol y toma las distancias respectivas entre persona y persona; al regresar a casa se limpia bien los zapatos, se baña y lava la ropa que usó. Pero, pese a ello se contagió en el colectivo que usó para ir y regresar durante el paseo  ¿fue o no responsable este ciudadano? ¿Tendrá conciencia para culpar al estado, que se muestra impotente,  de lo que le ocurrió y exigirle que  asuma todos los gastos?

Muchos estarían convencidos que dicho ciudadano  fue responsable porque tomó todas las precauciones debidas. Sin embargo, evaluado el caso a la luz de las exigencias de la responsabilidad vamos a descubrir que solo se trata de una responsabilidad a medias o mal entendida.

La persona falló en la deliberación, no cayó en la cuenta que no debió salir innecesariamente. Su salida se produjo por  puro placer sensible: pasear.  Por otro lado, para pasear debió haber elegido ir caminando, y elegir  un lugar  divertido y menos expuesto al COVID 19.

En consecuencia,  para ser responsable no basta con responder o asumir las consecuencias de las acciones, esto solo constituye la segunda  parte, pero la primera y más importante es deliberar.  Por ejemplo, si voy a salir de casa  en estos tiempos de aislamiento  debemos  deliberar sobre todas las posibilidades: ¿Es imprescindible que salga? ¿Qué ocurre  si no salgo? ¿Hacia dónde voy? ¿A qué momento voy? ¿Cómo me movilizo? ¿Tengo personas vulnerables en casa? ¿Con quienes me relaciono cuando salgo?  ¿Tomo las medidas pertinentes? ¿Qué  hago si me encuentro con personas conocidas? ¿Qué precauciones tomaré al llegar a casa? Etc.

Queda claro que la responsabilidad es esa capacidad que tiene cada persona  para deliberar y responder por lo que hace, con o sin intención, de lo que decide y de lo que es. Deliberar los pro y los contra antes de la acción y de responder ante uno mismo, ante la  vida, las  obligaciones, ante los demás, ante el prójimo y  ante la sociedad; pero, sobre todo, ante Dios.

Así pues, cada ciudadano hoy, ante la pandemia sanitaria en la que nos encontramos, tiene que responsabilizarse en la elección más llena de sentido en cada momento ante las circunstancias dadas. Responsar en  la concreción de esta o aquella persona que elige ser. De esta o aquella situación suya en cada caso.

La persona irresponsable muestra una actitud infantil, es una persona inmadura que siempre justifica sus malas acciones, se muestra indiferente y es egocentrista: solo piensa en su bienestar y no le importa la de los demás. Razón tiene el Papa Francisco cuando afirma que hoy se ha globalizado la indiferencia y hace el llamado a la ciudadanía a globalizar la fraternidad.

En cambio, la persona responsable es aquella que lucha por no dejarse llevar por los instintos, las tendencias, las influencias externas, las presiones del ambiente, la cultura del placer, etc. El llamado que queremos hacer a los ciudadanos, ante esta gigantesca pandemia que nos azota, es asumir una actitud responsable. Recordemos que el virus COVID 19, siendo poderoso, tiene un lado débil y mortal: que depende de cada uno de nosotros para movilizarse y multiplicarse. El reto queda planteado, la responsabilidad está en cada uno de nosotros.

Comments

comments

Related Articles

  • ¿Cómo potenciar nuestras habilidades blandas desde casa?

    ¿Cómo potenciar nuestras habilidades blandas desde casa?

    Por: Marilia Cortez Vidal Docente de la Escuela de Psicología USAT En el transcurso de la vida, la persona ha ido adquiriendo conocimientos, destrezas, fortalecimiento de competencias y otras características que en conjunto le han brindado capacidades para desenvolverse en diversas áreas ya sea: personal, familiar, laboral o social. El desempeñarse en un trabajo, implica

  • Recomendaciones de salud para vivir un verano en pandemia

    Recomendaciones de salud para vivir un verano en pandemia

    Por: Dr. Franklin Saavedra Idrogo Cirujano Docente de la Escuela de Medicina USAT. Una de las características más importantes del ser humano es la necesidad de formar vínculos sociales, de interactuar físicamente, obtener apoyo familiar y mantener el bienestar biopsicosocial; sin embargo, la pandemia del coronavirus y la extensión violenta del contagio atenta vigorosamente contra

  • Investigación y COVID-19: aportes de la Escuela de Psicología USAT

    Investigación y COVID-19: aportes de la Escuela de Psicología USAT

    Por: Marilia Cortez Vidal Docente de la Escuela de Psicología USAT Los estragos que ha ido suscitando la crisis del COVID – 19, como por ejemplo, altos niveles de estrés, enterarse o presenciar la pérdida de un ser querido, las condiciones de pobreza, desempleo; son solo una muestra de la carga emocional que la población

  • ¿Por qué deberías ser parte de un voluntariado?

    ¿Por qué deberías ser parte de un voluntariado?

    Mejorar la sociedad, el medio ambiente y la educación sí es posible a través de una serie de acciones concretas que puedes poner en marcha si te unes a un programa de voluntariado, donde actuarás para frenar los problemas que afectan a tu región y país. Convertirte en voluntario es una decisión personal que puedes

Logo USAT blanco
CONTÁCTANOS

Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer Nº 855 Chiclayo - Perú

Fax: +51 (074) 606201
Telf: +51 (074) 606200
Email: informacion@usat.edu.pe
Email: mesadepartes@usat.edu.pe
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
X